Carrito: 0 Cero
  • Ningún producto

A determinar Transporte

Impuestos 0,00 €

Total 0,00 €

Estos precios se entienden IVA incluído

carlinos.jpgCarlino

El perro Carlino o Pug es una raza de origen Chino que data del año 700 a.c., considerada como un auténtico tesoro y únicamente destinada a la realeza.

Fueron introducidos en Occidente en el siglo XV por comerciantes holandeses, que los sacaron de china en secreto, pues sólo estaban reservados para el Emperador.

El nombre de Carlino viene del francés, se le llama así por la especie de máscara que cubre sus ojos, pareciendo que llevase un antifaz.

No le importa repetir hasta la saciedad mil trucos que le propongas, tiene bastante fama de “payasete”. El Carlino o Pug, siempre ha servido de bufón en las cortes europeas, y bien adiestrado es capaz de sacarte una sonrisa… de entre la aristocracia destacan ejemplares famosos como los de la Marquesa de Pompadour, o de María Antonieta, se dice que Josefina Bonaparte también poseía un Carlino y qué decir de los duques de Windsor, grandes amantes de la raza Pug y que volvieron a poner de moda en Inglaterra este tipo de perros tan simpáticos.

El pug no suele ser muy ladrador, en comparación con los perros de su tamaño, que suelen ser más escandalosos. No es un perro guardián. Es muy cariñoso, casi empalagoso podríamos decir, a veces le han llegado a llamar también “sombra” porque no se separa de su dueño, por eso el Carlino o Pug sufre de ansiedad por separación cuando te ausentas de casa, procura corregirlo antes de los seis meses de edad porque aunque no es incorregible te costará mucho más adiestrarlo después de esa edad.

Este pequeño perro, tiene un cuerpo musculado y compacto, con forma cuadrada. Cabeza pequeña y nariz chata, extremidades cortas y fuertes. Con una media de entre 6 y 8kg de peso suelen ser muy glotones, por eso deberás cuidar su alimentación para que no cojan sobrepeso, se mueren por una galleta o cualquier premio.

En cuanto a los cuidados el Carlino o Pug, no tiene mucha dedicación, ya que su pelaje es muy fácil de cuidar. Su pelo es fino, suave y liso, un cepillado de vez en cuando y un baño mensual y estará precioso.

Al Carlino le encanta estar con niños, porque disfruta cuando le hacen caso y es el centro de atención, la combinación Carlino o Pug y niños siempre es acertada.

Como son muy caseros, defínele bien su espacio desde pequeño y adquiere una cama para carlino, y será un perro feliz. Es bueno que salga a la calle con ropa para carlino o ropa para pug carlino, para estar bien abrigado en los días de invierno. Si no quieres llevarlo con collar, busca en nuestra tienda un buen arnés para carlinos, tenemos muchos modelos disponibles.


Scroll