2.jpg

Bulldog francés

Bulldog francés

A pesar de su nombre, esta raza es originaria de Inglaterra, desde donde fueron trasladados hacia Francia, después de la revolución Industrial y, donde se desarrolló la raza hasta nuestros días.

Desciende de los llamados Mastiffs del Imperio romano, parientes del Bulldog inglés. Este perro se ha relacionado con la alta sociedad, debido a su porte elegante y tranquilo.

Aunque tiene un aspecto gruñón a simple vista, es una raza sociable, juguetona, entusiasta y vivaz. Es ideal para una familia con niños pequeños porque se muestra muy mimoso y cariñoso.

Su aspecto físico es imponente: musculado y fuerte. Como característica física peculiar tenemos que destacar sus orejas erectas, consideradas las orejas con más pabellón auricular respecto al resto de razas. Su cuello, es bastante corto, al igual que su cola. Su cabeza es grande, ancha y con forma cuadrada, con un hocico recortado. Otra característica del bulldog francés es el pelo corto, con la piel plegada y arrugas casi simétricas. El peso debe estar entre 8 kg y 14 kg. Los colores admitidos son: atigrado, leonado, con o sin manchas.

A pesar de sus problemas respiratorios, el Bulldog francés es una raza sana, divertida, cariñosa, muy fiel y buen guardián de su dueño y de su casa, además de ser muy amistoso con los niños.

El Bulldog francés es un perro perfecto para tenerlo en el hogar, inteligente y tranquilo, aunque algo testarudo. Puede pasar muchas horas durmiendo y es un perro poco ladrador, por lo que tiene todas las características para ser el perro ideal que cualquier familia querría tener en su casa.

Para que vaya perfectamente conjuntado pruébale alguno de nuestros abrigos para bulldog francés, o sácale de paseo con un arnés para bulldog francés. Tenemos un gran surtido en ropa para bulldog francés, para que vaya siempre a la última.

.

.

2.jpg        2.jpg         2.jpg         2.jpg